Que es Bioenergética

Bioenergética es una técnica desarrollada por Alexander Lowen, alumno y
cliente de Wilhelm Reich. Reich constató que reprimimos emociones creando
tensiones en la musculatura del cuerpo, lo que demanda una cantidad enorme
de energía de nuestro propio sistema vital. Poco a poco esas tensiones
bloquean funciones emocionales esenciales como amor, poder, sexualidad,
alegría, placer y relajación.


Bioenergética significa energía de vida. Así de sencillo, Bio = vida; energética
= energía. En la práctica, la Bioenergética es un conjunto de ejercicios y
movimientos sincronizados con la respiración. Estos ejercicios activan tu
energía y, cuando la energía de tu cuerpo se activa y emerge, quiere circular
por todo el cuerpo y expandirse a través de la expresión física y emocional.
Todo lo que esa energía encuentre de obstáculos en el camino, los intentará
expulsar. La tendencia de nuestro organismo es limpiarse. Por eso, durante los
ejercicios de Bioenergética puede haber llanto, expresión de rabia, risas,
gritos, tremores de miedo y vibraciones sexuales.


Todos los sentimientos que reprimimos en la vida se quedan guardados en
nuestra musculatura. Tal vez pienses: pero ¿cómo? ¡Sencillo! Cuando sientes
rabia por alguien tensionas la mandíbula, el cuello y bloqueas la respiración. De
esta manera trancas tu rabia. Ella se queda localizada en los músculos del
maxilar, en la nuca y en el diafragma, que es el lugar donde bloqueas la
respiración. Como durante la vida haces esto varias veces, se vuelve un patrón
automático de tu cuerpo. Esta energía trancada en el maxilar, nuca y diafragma
demanda un esfuerzo de tu propio sistema para quedarse allí atrapada. A
través de los ejercicios de bioenergética liberas esas emociones atrapadas y tu
cuerpo no necesita gastar más energía para retenerlas. Eso significa más
energía para tu vida, más alegría, energía sexual, más amor.

Así como cuando sentimos un dolor emocional: contraemos nuestros hombros
cerrando el pecho, por eso nuestra musculatura de los hombros esta tensa.
Nos cerramos para no sentir dolor, pero ese cierre cuesta una cantidad grande
de energía que también se libera en los ejercicios de bioenergética, quedando
disponible para tu vida.


Lo mismo sucede con la sexualidad. Cuando sentimos atracción sexual por
alguien y reprimimos esa energía (no estoy aquí para juzgar lo que es correcto
o equivocado), la represión de estas ganas hace que nuestra pelvis sea
contraída. Muchas veces esta dislocada de lugar, llevándola hacia atrás o hacia
adelante. Este es uno de los motivos por los cuales muchas personas tienen
hernia de disco y otros problemas lumbares. Tu cuerpo gasta un montón de
energía para retener esa tensión en la pelvis. Esta tensión, además de
consumir energía del cuerpo, hace que, en la relación sexual, los hombres

tengan eyaculación precoz o dificultad en la erección. Las mujeres tienen más
dificultad para tener orgasmo, para lubrificar y se quedan con menos apetencia
sexual.

Scroll to Top